Os dejamos una entrevista a Inés, voluntaria del último proyecto en Nicaragua, en Cuv3 en la que cuenta más sobre la experiencia vivida y lo mucho aprendido ¡aunque le quedan muchas historias y batallas por contar!

“Voluntariado, una actitud ante la vida” no podía definir mejor lo que tantas veces hemos dicho, y encima en dos de los lugares en los trabajamos, África y Sudamérica ¡Esperamos que os guste!

Dos de los principales destinos son África y Sudamérica, dos territorios que por desgracia lo necesitan. Inés García, una estudiante de derecho, graduada en relaciones laborales y recursos humanos, es una de las muchas personas que representan estos proyectos. El pasado verano colaboró con la Asociación Solidaria Universitaria (ASU ONG) en una de sus iniciativas, ubicada en Nicaragua.Según la entrevistada, la organización lleva a cabo proyectos en Nicaragua, en Burundi y en India. “En mi caso, que es Nicaragua, se llevaron a cabo varios proyectos, como un campamento para niños de entre 6 y 13 años”, explica la voluntaria.

Para Inés ayudar a los demás es algo diario: “Siempre me ha gustado realizar voluntariados, en Madrid llevo a cabo un voluntariado semanal en un comedor social”, cuenta la estudiante. “El voluntariado es una actitud ante la vida y no una sensación pasajera”, afirma la entrevistada.

“Vivíamos en un centro pastoral en Diriá, un pueblo situado a una hora de Managua, que es la capital”, especifica. Según cuenta, a pesar de que las condiciones no eran las mismas que en España, vivían “bastante bien”, en una zona tranquila. “Algunos días no había agua y abundaban los insectos, pero vivíamos bastante bien”, añade. Al preguntarle por su experiencia recuerda una anécdota que dio a su visión de Sudamérica un nuevo enfoque: “Recuerdo un día en casa de las Misioneras de la Caridad en el que una de las monjas nos contó una historia chocante: un día, al salir a repartir comida y ropa por el barrio de El Pantanal, encontraron el cadáver de un hombre a una calle de donde se encontraba su casa. ‘Se trataría de un ajuste de cuentas, la droga’, decía. Todo el mundo pasaba casi indiferente por delante del cadáver

Inés es además una voluntaria muy especial para nosotros, y para las Misioneras de la Caridad con las que apenas pudo trabajar, de nuestro último proyecto en Nicaragua, ya que tuvo la desdicha de caer enferma durante los últimos días en el país y tuvo que descansar algo más de lo habitual 😉 Durante su estancia en el hospital pudo recibir la visita de las Misioneras que hicieron horas de coche solo para entregarle una carta y desearle una pronta recuperación. Voluntaria VIP hasta con estos ángeles sobre la tierra.

Estamos convencidos de que esta es la foto más especial y que más historias y emociones encierra de estos 10 años.

¿Quieres seguir poniendo tu pequeño granito de arena para hacer más llevadera la vida a mucha gente?

Saber más

Hazte socio

Write a comment:

*

Your email address will not be published.

© 2017 ASU ONG | Hecho con mucho urukundo.
Top
Síguenos: