Días, semanas, meses de mucho trabajo en los que empezábamos a ver que las necesidades diarias de Burundi y Nicaragua comenzaban a desbordar nuestra limitada estructura en Madrid. Necesitábamos incorporar a alguien y de repente, como una bonita casualidad – si es que existen las casualidades 😉 -, aparece una persona de la vieja guardia de ASU en Burundi y parece que todo empieza a cuadrar.

Hoy podemos decir orgullosos que ASU crece y que estamos felices de anunciar que Carlos Bobillo Barbeito, presente en ASU desde los inicios y que ha compartido su testimonio con todos nosotros en varias ocasiones, será nuestro nuevo director de operaciones.

Carlos es licenciado en Derecho+ADE por CUNEF, diplomado en Ciencias Políticas y Relaciones internacionales por la UCM y ha estudiado un Máster de Derecho Europeo en la ULB y un Máster de Cooperación Internacional, Finanzas y Desarrollo en la Sapienza. Durante todos estos años de desarrollo profesional ha trabajado como abogado en Baker & McKenzie, el Parlamento Europeo y en Garrigues, y ha estado dos años viviendo y trabajando en Burundi en el sector del café como country manager de Greenco, además de colaborando con los proyectos de ASU en terreno.

Fuera de toda duda está su capacitación profesional, pero por lo que más nos alegra contar con él es por su creciente implicación y conocimiento del tercer sector, habiendo participado durante muchos años en proyectos de diversa índole en Burundi, México, Nicaragua o Haití, y habiendo incluso conducido una furgoneta desde Jerez hasta Mongolia para recaudar fondos para los proyectos de ASU en Burundi… Por esto y mucho más ha sido reconocido por Nova Talent en su 111 List como uno de los profesionales under 35 más destacados de nuestro país en la categoría de Impacto Social.

Desde ASU no podemos estar más felices de que Carlos se sume al día a día de nuestro trabajo en Burundi y Nicaragua y de que hayamos podido confirmar un fichaje inexplicable, como el mismo nos decía el día de su incorporación:

Hoy he llegado a la conclusión que Burundi es inexplicable. El país de las mil colinas; el país del genocidio. El país más precioso del mundo; el país más pobre del mundo. Sigo sin entender qué tiene Burundi. Sigo sin entender por qué acabé en Burundi. Un pequeño país perdido en el corazón de África, unos universitarios con ganas de cambiar el mundo, muchas casualidades, un viaje fortuito. He necesitado más de doce años y muchos Burundis para entender que no. Que aún no he visto nada. Que la vida te sorprende cuando menos te lo esperas si tienes el corazón abierto. Que nada fue casualidad y que cada desvío del camino previsto tuvo un sentido.

Ahora entiendo aquello de que si quieres hacer reír a Dios cuéntale tus planes. Porque Burundi primero fue un viaje. Luego fue mi casa. Y ahora empieza a ser mi vida. Porque hay que soñar en grande para llegar lejos. Porque nos esperan mil retos juntos; pero basta con confiar. Sencillamente. Porque nada ha salido como estaba previsto; pero qué increíble es este camino a Ítaca. Porque todo ha cambiado menos lo único importante, nuestras ganas de cambiar el mundo. Porque Burundi siempre será inexplicable. Pero qué fácil fue decirle siempre que sí.

Carlos Bobillo. Agosto 2021

Seguimos, quedan a partir de ahora muchos más años de trabajo y novedades por delante. Burundi y Nicaragua siguen necesitando de toda nuestra ayuda y estamos convencidos que de ahora en adelante, con este fichaje, seremos más capaces que nunca de seguir haciendo del mundo un mejor lugar en el que vivir.

Vamos a por ello, va a ser apasionante 😉

Un abrazo fuerte,


¿Quieres poner tu pequeño granito de arena para hacer más llevadera la vida a mucha gente?

© 2021 ASU ONG | Hecho con mucho urukundo.
Top
Síguenos: