Año 2009, apenas han pasado un par desde el inicio de la actividad de ASU como entidad y Carlos, tras una serie de muchas casualidades acaba participando en el 3er programa de voluntariado internacional en Burundi junto a otros 12 voluntarios.

Este viaje, que como él nos cuenta marca un antes y un después en la inmensa mayoría de los voluntarios, le hizo volver cambiado y con ganas de seguir apoyando, luchando y trabajando por mejorar las condiciones de vida de los que menos tienen.

Año 2017, Jaime, con otro contexto previo, especialmente preocupado por la falta de ayudas en los países subdesarrollados y animado por generar la mayor cantidad de impacto en un mes, también se embarca en unos de nuestros proyectos internacionales en la zona.

Después de algunos años de trabajo conjunto en Madrid, y de coincidir además en proyectos sobre el terreno, el trato tan cercano que procuramos que siempre haya entre los que formamos parte del proyecto, así como con los beneficiarios de la ayuda prestada, ha hecho que ambos se impliquen de manera activa en los últimos proyectos que estamos desarrollando y que tanta necesidad hacen en estos momentos.

Os dejamos un breve testimonio de ambos en el que nos hacen más cercana la realidad del corazón de África y nos dan su testimonio, aportando alguna luz sobre la labor que desde ASU ONG venimos desarrollando en el país africano.

Gracias a los dos poner palabras a las experiencias vividas, y por ser, como siempre, el puente que conecta dos realidades tan distintas pero a la vez tan cercanas. Sigamos entre todos siendo ese canal que pone en contacto a gente que quiere ayudar con gente que necesita ser ayudada.

¡Seguimos! Vamos! (o como dicen en Burundi, komera!)


¿Quieres poner tu pequeño granito de arena para hacer más llevadera la vida a mucha gente?

© 2017 ASU ONG | Hecho con mucho urukundo.
Top
Síguenos: